Oligoterapia


ampolla Trabajamos con Oligoterapia

Primero porque es algo natural, que lo que hace es desencadenar los proceso  metabólicos en el cuerpo, y con ello la recuperación de la persona.

Segundo y más importante, no tiene efectos secundarios adversos y nos permite descartar el riesgo de una eventual potencialización de otros medicamentos que esté tomando el paciente.

Oligoelementos

“Oligo” es una palabra que proviene del griego oligos que significa pequeño, poco numeroso, pequeña cantidad, “elemento” significa en química, un cuerpo simple, es decir una sustancia que no puede ser descompuesta en otros cuerpos. Los Oligoelementos por lo tanto, son cuerpos químicos simples en pequeñas cantidades.

 

“Oligoelementos”

son complementos alimentarios imprescindibles en pequeñas cantidades, para

 la integridad funcional de vegetales,animales y del ser humano.

 

Oligoterapia

Los oligoelementos como ya hemos dicho, son elementos químicos que, en cantidades infinitesimales, (del orden del 0,05%) son imprescindibles para la vida animal y vegetal, por actuar como “Catalizadores”.También se les denomina microelementos, elementos traza o microconstituyentes.

Su participación en los procesos metabólicos como catalizadores consiste en la aceleración de las reacciones químicas. Aunque el catalizador (en este caso el oligoelemento) toma parte, provoca y activa el proceso químico, haciendo que éste se produzca a temperatura y presiones adecuadas, el propio oligoelemento, al final, permanece inalterado.

Oligoelementos esenciales

Se considera esencial un oligoelemento que:

Está presente en todos los tejidos de los organismos vivos.Tiene una concentración relativamente constante en los tejidos orgánicosConduce, por su carencia, a alteraciones estructurales o fisiológicas

Previene o Cura, mediante su aportación, las afecciones provocadas por su carencia.

 

Por eso se han identificado a los siguientes oligoelementos esenciales como el cobalto, cromo, cobre, flúor, manganeso, níquel, hierro, selenio, vanadio y zinc.

 

Como dato curioso, Arnauld de Villeneuve, en el siglo XIII, suministraba trocitos de esponja marina asada a sus enfermos con bocio, aplicando, pues conceptos empíricos positivos pero sin saber dar el porqué. Observaba mejoras clínicas pero no podía explicarlas porque no podía relacionarlas con la presencia de yodo en las esponjas marinas.

 

Otros muchos le siguieron, pero no fue hasta en el año 1819, cuando Coindet dio la explicación demostrando que la eficacia de los trocitos de esponja marina en esta enfermedad se debía al yodo contenida en ella.

Hoy existen varios laboratorios que trabajan muy bien los oligoelementos