Drenaje Linfático Manual


sistema_linfatico1¿Qué es el Drenaje Linfático?

Es un método de manipulaciones específico destinado a mejorar las funciones esenciales del sistema circulatorio linfático por medio de maniobras precisas, suaves, superficiales y rítmicas. Estas maniobras actúan activando y mejorando la circulación linfática por sus trayectos naturales y favoreciendo la eliminación de la linfa y líquidos intersticiales (intercelulares).

 

Un poco de Historia

 

El sistema linfático ha sido un gran desconocido en la historia de la medicina hasta no hace muchos años. En la Antigüedad ya se conocían partes de él aunque no se sabía cuales eran sus funciones.

Hipócrates (460-377 a.C.) y Aristóteles (384- 322 a.C.) y Herófilos ya mencionaban la existencia de unos vasos que contenían un líquido incoloro. (Hipócrates hablaba de “sangre blanca”, refiriéndose a la existencia de unos conductos que contenían un liquido lechoso y blanquecino. Hoy sabemos que se trata de los vasos quilíferos, responsables del transporte de las grasas provenientes de la digestión, que no pueden ser absorbidas por vía venosa. Aristóteles, Herófilos y Erasístrato mencionan en sus escritos “ciertas estructuras anatómicas, que encierran un fluido incoloro”, aspecto que presenta la linfa. Herófilos cita unos vasos que van a parar a una “especie de glándulas no definidas”, a las que actualmente llamamos gánglios linfáticos.)

Después de la época de la Antigüedad clásica pasaron casi dos mil años en los que en Occidente no se progresó en el campo de la medicina hasta el siglo XVII, en el Renacimiento, en el que Gaspar Aselli (1581-1626) pudo relacionar el contenido de estos vasos con el proceso digestivo. Por otra parte, el francés Jean Pecquet (1622-1674), descubrió el principal conducto de la linfa y un receptáculo en su inicio.

El sueco Olf Rudbeck (1630-1702) y el danés Thomas Bartholin (1655-1738) fueron los primeros en considerar el sistema linfático vascular como una unidad funcional. Ellos definieron y denominaron por primera vez los ganglios linfáticos, los vasos linfáticos y la linfa.

A finales de siglo pasado el Dr. A. Winiwater (1848-1917), austriaco, desarrolló un método de tratamiento para los grandes edemas de las extremidades combinando masaje suave, medidas compresivas y elevación postural de las extremidades afectadas para favorecer el retorno linfático. A pesar de conseguir buenos resultados, este método cayó desgraciadamente en el olvido al cabo de unos años.

A principios de los años 30 del siglo pasado, el matrimonio danés Emil y Estrid Vodder trabajaban como fisioterapeutas en Cannes, en la Costa Azul francesa. Gran parte de sus pacientes provenían de la húmeda y fría Inglaterra aquejados de enfermedades infecciosas crónicas de las vías respiratorias superiores (sinusitis, faringitis, rinitis, amigdalitis). Lo que más sorprendía a Vodder era que a prácticamente todos ellos se les palpaban unos ganglios linfáticos del cuello hinchados y duros. Intuitivamente se le ocurrió que un suave masaje de estos ganglios mejoraría el estado de salud de aquellos pacientes crónicos, lo cual se confirmó ampliamente en la práctica.

 

El matrimonio Vodder se dedicó a profundizar sobre las posibilidades del nuevo tipo de masaje desarrollado por ellos, naciendo lo que hoy conocemos como Drenaje Linfático Manual. Algunas inexactitudes que el Dr. Vodder, doctor en filosofía, respecto al papel que desempeña la linfa y el hecho de no ser médico fueron motivos de prejuicios por gran parte de la clase médica durante muchos años, a pesar de mostrarse el DLM como un excelente método en la práctica.

Hace no muchos años, investigadores médicos alemanes, austriacos y belgas comenzaron a estudiar los efectos del DLM a un nivel mucho más científico que el desarrollado por Vodder.

En los últimos años de su vida Vodder cedió la representación de su método a la escuela de Walchsee en Austria y al prof. Földi en Alemania. La gran demanda de aprendizaje de DLM ha dado lugar a que aparecieran otras nuevas escuelas y variantes en la puesta en práctica del método, aclarando ciertos conceptos, simplificando y destacando lo esencial del DLM, haciéndolo más comprensible y facilitando su aprendizaje.